Prueba para detectar arquitectos de sistemas, ingenieros de QA o gestores

En Novanotio, como parte de la gestión del talento de nuestros consultores, estamos desarrollando una serie de pruebas que permiten calibrar las aptitudes y cualidades que diferencian a los arquitectos de los ingenieros de QA o de los gestores.

Los ejercicios son simplificaciones de problemas reales a los que nos hemos enfrentado en nuestra carrera y que, por su naturaleza, necesitan de una mente creativa para resolverse de forma elegante.

A partir del enunciado, al futuro arquitecto se le pide que diseñe un sistema que resuelva el problema.

Los arquitectos son los técnicos con mayor madurez y realizan el diseño conceptual de los sistemas. Un error en su trabajo difícilmente se resuelve programando e implica desechar todo el trabajo realizado. Por eso, es tan importante determinar –y desarrollar- su capacidad de análisis.

Por el contrario, al aspirante a ingeniero de QA se le pide que indique los fallos más probables del sistema.

Hay profesionales para construir y otros para destruir y si ponemos a cada uno en el puesto que le corresponde, ambos realizaran un excelente trabajo. Si a partir de un enunciado no eres capaz de adivinar los puntos de fallo más probables o más críticos de un sistema, eres un constructor.

Por último, al candidato a gestor o a aquellos que sueñan con montar una start-up, se les pregunta por los puntos fuertes del modelo de negocio o la forma de comercialización.

Con estos ejercicios hemos mostrado a varios de nuestros consultores la importancia de la visión de mercado, antes de lanzarse a la aventura de crear una empresa.

Vamos a hablar de dos perfiles relacionados también con el resultado de estas pruebas.

El primero de ellos necesita integrar las tres visiones, creación, destrucción y comercialización. Es el Product Owner o responsable de producto, y su trabajo es definir el roadmap, hacia donde se dirige el producto software.

Sin una visión clara de qué necesita el mercado, cómo venderlo, el coste de construirlo y los problemas potenciales, la competencia dejará tu producto obsoleto en cuestión de meses.

El segundo perfil es el de Coach Tecnológico y debe ser capaz de proponer y diseñar este tipo de ejercicios.

Basándose en su experiencia IT, puede usar problemas que ha solucionado en su carrera para retar a los consultores con pruebas sencillas, que supongan un desafío para cada uno de ellos, pero que esté dentro de sus fortalezas lograrlo.

Está claro que la selección de los profesionales debe pasar por el análisis de sus fortalezas y por su capacidad de resolver pruebas como esta, dando un paso más allá de la selección basada en el currículum vitae y la entrevista.

2018-10-03T09:43:09+00:00 18 febrero 2016 |Categorías: Autoconocimiento|Sin comentarios

Deje su comentario