Tipos de empresas tecnológicas (II). Cliente y actividad:
Qué tipos de organizaciones tecnológicas existen y en cuáles encajamos mejor

En éste artículo revisaremos los tipos de empresas tecnológicas para identificar cual encaja mejor con nosotros. Si quieres conocer la compatibilidad cultural con tu empresa te animo a leer nuestro anterior post sobre el tema.  

Tipos de cliente. ¿Quien paga la fiesta?

En nuestro sector hay tres tipos de cliente, interno, externo y roadmap.

El cliente interno son los departamentos de tu empresa que precisan servicios tecnológicos. La presión es media porque necesitan una solución pero entienden las dificultades de sus compañeros

El cliente externo ha firmado con nuestra organización un contrato compuesto por alcance, plazo y presupuesto. Lo quiere todo y lo quiere ya. La presión es máxima y dependes del talento de tu jefe de proyecto para gestionar las expectativas del cliente. 

El roadmap es en realidad un cliente interno. Tu Product Manager sabe cómo evolucionar el producto, la presión es media porque el mercado no llama gritando y amenazando. 

Tipos de organizaciones

Hay igualmente tres tipos de organizaciones, empresas no tecnológicas, empresas tecnológicas y startups.

Las empresas no tecnológicas son las de energía, sanidad, construcción, etc. El cliente es interno y la presión media. Tu único riesgo es que vendan el departamento de tecnología a una gran consultora tipo Indra o IBM para reducir costes. Si quieres salir a una hora prudente, tienes aversión al riesgo y no eres ambicioso, éste es tu sitio.

Las empresas tecnológicas hacen cuatro tipos de actividad; servicios, desarrollo, producto y consultoría.

Los servicios se hacen en las oficinas del cliente, funcionalmente el cliente es interno y la presión media. Si quieres salir a una hora prudente y monetizar mas rápido tus conocimientos y experiencia, éste es el sitio adecuado.

El desarrollo se hace desde oficinas propias. El cliente es externo, la presión máxima y dependes del talento de tu Jefe de Proyecto. Si toleras bien la presión y quieres una carrera profesional rápida, ésta es una buena alternativa.

En el producto el cliente es el roadmap, y la presión media. Si quieres adquirir conocimiento funcional y llegar a Product Manager ésta es tu opción.

En la consultoría el entregable es un papel; informes, estudios, análisis, organización, cumplimiento, auditorías, etc. El cliente es externo y la presión alta, pero no tanto como en desarrollo; los informes no tienen errores de codificación ni incidencias en el despliegue. Si buscas la carreras de ventas o puestos de dirección éste es tu sitio.

Las startups son un caso particular de producto; mientras las empresas buscan beneficios las startups buscan financiación, si se acaba el dinero apagan la música y se acaba la fiesta. El cliente es el roadmap pero el ritmo de trabajo es frenético porque hay que conseguir un MVP. Su tasa de mortalidad es del noventa y cinco por ciento, si no te preocupa la estabilidad y quieres experimentar con lo último en tecnología ésta es tu opción. Recuerda, ¡nunca, nunca inviertas tu tiempo ni tu dinero!

Deje su comentario